El árbol de navidad tiene la virtud de ser mágico, ya que alegra el espíritu de todo aquel que lo mira, sobre todo de los niños. Pero decorar el árbol de navidad es algo más que solo colocarle luces y encenderlo. La decoración es algo importante, ya que es la encargada de darle vida y resaltar la belleza de la celebración navideña. No obstante, antes de la fase de decoración debes saber cómo seleccionar un árbol de navidad.

Seleccionar un árbol de navidad

Tipos de árbol

Un detalle importante a la hora de seleccionar un árbol de navidad es conocer la variedad existente de árboles naturales. Cada variedad de árbol es única y ofrece características en su estructura o apariencia que nos servirán de guía para su adecuada decoración. Dos características importantes son el tiempo que durará el árbol y el aroma que despide. El aroma del árbol es algo importante, porque le da un toque natural al aire de la casa. La mayoría de las tiendas que venden árboles de navidad naturales ofrecen básicamente tres variedades: los pinos, las píceas y los abetos de Manchuria o abies.

El pino es el típico árbol de navidad, su copa puede ser redonda o piramidal y presenta un tronco vertical con ramificaciones laterales. Por su parte, la Picea esun arbol con aspecto piramidal y suele alcanzar entre 20 y 60 metros de altura. El abeto de Manchuria es típico de algunas regiones de China, norte de Corea. Este es un árbol que alcanza unos 30 metros de altura y su tronco promedia 1 metro de diámetro. Este tipo de árbol desprende un aroma suave muy agradable, ideal para cuando hay casos de alergia a ciertos olores en la familia, pues su fragancia no suele causar molestias de ningún tipo.

Un buen comienzo es seleccionar un buen árbol, por ende, debemos elegir uno que sea hermoso, con buena forma y con suficientes ramas. El árbol será la base de nuestra decoración. Los adornos no logran vestir un árbol que carece de volumen y luce despoblado.

Seleccionar un árbol de navidad

Hay personas que prefieren utilizar un árbol natural, debido al olor que desprenden sus ramas, mientras que otras personas prefieren utilizar arboles artificiales que, aunque no despiden olores, lucen con una apariencia muy similar a un árbol natural. Una de las consideraciones a tener en cuenta a la hora de seleccionar un árbol de navidad para nuestra casa o negocio son las reglas del espacio donde pretendemos decorarlo. Algunos conjuntos residenciales o locales comerciales pueden tener normas contra incendio específicas, mientras que otros lugares pueden ser más flexibles en este sentido, permitiendo la utilización de cualquier tipo de árbol.

Si tu elección se inclina por un árbol natural, elige uno que tenga forma piramidal y con ramas espaciadas en forma uniforme. Si tu elección apuesta por un árbol artificial, dobla un poco sus ramas de forma que no se vea mucho espacio de separación entre ellas.

El tamaño

El tamaño del árbol que elijas debe estar acorde al espacio donde vayas a decorarlo, por ejemplo, si el espacio donde ubicarás tu árbol tiene una altura máxima de 2 mts, utiliza un árbol de 1,70 mts. En cambio, si el espacio donde ubicarás tu árbol de navidad tiene una altura mayor de 2 mts, puedes seleccionar de mayor estatura.

Hasta aquí hemos comentado algunos aspectos de interés a la hora de seleccionar un árbol de navidad. Recuerda que la posterior decoración dependerá del tipo de árbol seleccionado.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.